Ascensor para coches de gran lujo

Ascensor para coches de gran lujo

En el nuevo edificio Lamborghini, dos ascensores llevan coches de gran lujo.

El nuevo edificio Lamborghini de varios pisos, diseñado en colaboración con el estudio de ingeniería y arquitectura Prospazio de Módena, fue construido para obtener la certificación energética Clase A y es el primero en Italia, en el campo industrial, creado enteramente con estas características. Diseño, seguridad y ahorro energético son los elementos en los que se basa el estudio Prospazio para la creación de esta obra de arquitectura e ingeniería que refleja el estilo extremo de Lamborghini.

Formas claras, un carácter musculoso y bordes afilados son la base del concepto arquitectónico subyacente, transformando un simple espacio industrial en una increíble pieza de arquitectura con una fuerte identidad. La certificación energética Clase A se obtuvo gracias a la utilización de soluciones y técnicas de última generación, incluso en lo que se refiere a la apariencia externa.

Las fachadas exteriores están formadas por paredes especiales de policarbonato de tres capas y paredes ventiladas recubiertas con placas de cerámica ultraplanas, realizadas específicamente en "Lamborghini Black", lo que garantiza un alto nivel de aislamiento térmico. En la segunda planta del edificio se ha diseñado una “mini” línea de montaje con tecnología de última generación, que permite la reproducción de todas las fases de montaje en una línea de producción estándar.

Esto permite un análisis preciso de las fases de montaje de los diferentes modelos de preseries, garantizando así, unos elevados estándares de calidad en la posterior producción industrial. Con una superficie de unos 5000 metros cuadrados, Protoshop cuenta con áreas operativas de muy alta tecnología y funcionalidad organizadas en diferentes niveles.

El edificio cumple con todas las normas más recientes en materia de terremotos. Grandes ventanales de policarbonato de triple capa montados con doble cristal y filtros para reducir la radiación solar refractada, aseguran una correcta iluminación solar y un alto nivel de aislamiento térmico. El nuevo edificio de Lamborghini, destinado al desarrollo de prototipos y vehículos en preserie, representa un elemento más de la estrategia de Lamborghini en términos de sostenibilidad medioambiental, con el objetivo final de convertirse en una empresa de cero impacto, es decir, "libre de CO2", para 2015. Por lo tanto, la empresa aspira a una eficiencia energética mucho mayor que la exigida por la ley 1362/2010.

En comparación con los edificios industriales tradicionales del mismo tamaño, el ahorro energético calculado en árboles "útil" para compensar las emisiones de CO2 prevé una cantidad de 200 para los edificios normales, mientras que solo se necesitan 80 para este nuevo edificio.

El edificio también estará equipado con un sistema fotovoltaico que garantizará la cobertura total de la energía eléctrica anual necesaria, lo que permitirá que el impacto de CO2 sea nulo. Este requisito se convertirá en un estándar para todos los nuevos edificios Lamborghini.

Automobili Lamborghini fue el primer fabricante de automóviles en Italia en obtener la certificación ISO 5001 en octubre de 2011, lo que confirma el fuerte compromiso de la empresa con la mejora constante del rendimiento energético en todas las áreas de actividad.

El tiempo necesario para el diseño y la ejecución también fue impresionante: menos de 15 meses desde el primer esbozo hasta la inauguración, 300 días desde el inicio de la construcción hasta la finalización, en perfecta sintonía con una empresa acostumbrada a la gran velocidad.

En Lamborghini Protoshop, se han instalado dos ascensores Mod. IP1-HMT V07 con doble acceso, certificado IMQ (organismo de certificación italiano) para el transporte del coche y del conductor. Los ascensores se utilizan para mover los coches Lamborghini durante las diferentes fases de montaje. Las plataformas tienen 2,7 m de ancho y 5,37 m de largo, con una capacidad de carga de 2700 kg, lo que permite transportar todo tipo de vehículos fabricados por la empresa.

Los sistemas han sido tratados con un proceso de galvanizado en caliente y tienen una altura de 7,4 m que conecta las dos plantas de la fábrica. Tienen una velocidad de 15 cm por segundo y un consumo de 9,5 kW.

Las botoneras colgantes, conectadas mediante cables espirales flexibles, han sido especialmente diseñadas para garantizar el confort del conductor en términos de ergonomía (la botonera se puede utilizar aplicada a una columna o desde el interior de la cabina gracias al alargador).

Estas botoneras se han instalado a ambos lados del elevador para poder utilizarlas en ambas direcciones y, por lo tanto, también son adecuadas para el volante a la izquierda.

La autenticación de los mandos del sistema se realiza a través de una tarjeta magnética (badge) que, colocada delante de un lector, permite el uso de los ascensores para coches. La plataforma está interconectada con sensores de llama y calor, a su vez conectados al sistema de alarma de incendios. Además, se ha instalado un sistema de rociadores bajo el piso superior del foso del ascensor. Se han instalado protecciones laterales de policarbonato de 1800 mm de altura para poder utilizar el sistema también como montacargas. Los ascensores para coches IdealPark también están en línea con las características del edificio, ya que garantizan la máxima seguridad para los coches deportivos, centrándose al mismo tiempo en la estética y el confort del usuario.



Descargar el informe del proyecto "El elevador de automóviles para autos de súper lujo"

Año2013
UbicaciónSant'Agata Bolognese (BO) - Italy